Manifiesto de la concentración del 26 de febrero contra la Europa Fortaleza

alt

El proyecto europeo se encuentra en crisis y esta afecta sus cimientos. Desde esta crisis institucional, la UE debe abordar la cuestión de las personas refugiadas. La crisis del euro, la imposición de políticas de austeridad, el Brexit y la crisis del mediterráneo no hacen más que indicarnos que es necesario otro modelo europeo. Que otra Europa se hace necesaria.

“Pasaje Seguro” es el grito que hoy nos une a los pueblos de Europa, exigiendo a los gobiernos el establecimiento de rutas seguras para los cientos de miles de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares y buscar un lugar seguro en nuestro continente.

Frente a esta exigencia de solidaridad, la Unión Europea se fortifica, intensificando sus políticas represivas hacia las personas migrantes, violando los derechos humanos y sus obligaciones internacionales, en un mundo que ha alcanzado ya la cifra de 65 millones de personas sometidas a desplazamiento forzado.

Por cada valla, cada muro, una mafia abusa y se lucra con lo poco que les queda a los que llegan a nuestras fronteras. El año 2016 ha sido el más mortífero en el mediterráneo con más de 5.000 vidas perdidas, víctimas de unas políticas migratorias que nos acercan cada vez más a la barbarie.

La Europa Fortaleza es una Europa Irresponsable. Con la externalización de unas fronteras cada vez más militarizadas a países que no respetan los derechos humanos está generando más muerte y sufrimiento en las rutas migratorias. Cada ruta que se cierra abre otra aún más peligrosa y cruel. Nuestra frontera Sur, Turquía o Libia se están convirtiendo en escenarios de una desigual y cruenta guerra contra quienes se ven forzados a migrar.

Los acuerdos con terceros países de deportación y control fronterizo o los fondos fiduciarios para África frente al desplazamiento de personas afectan no ya al derecho de libertad de movimiento, sino al propio derecho de las personas de salir de sus países. Con ello financiaremos cárceles-estados de miseria, persecución y guerra desde esta Europa de la Vergüenza.

Somos los pueblos europeos los que decimos NO, A ESTA EUROPA FORTALEZA.

Queremos derrumbar los muros de insolidaridad e injusticia que ha levantado esta Europa sin nuestro permiso. Queremos derrumbar los muros de la xenofobia y el racismo que no paran de alimentar estas políticas y discursos. Ya conocemos la historia y no queremos que se repita.

Por ello le decimos a los gobiernos de la Europa Fortaleza:

  • Vías legales y seguras: corredores y visados humanitarios, reasentamiento y acceso diplomático al asilo en terceros países. Suspensión de la firma y aplicación de acuerdos de control fronterizo, retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos.
  • Solidaridad entre los estados europeos para la acogida de las personas refugiadas. Para ello es necesario que se agilice con carácter urgente la reubicación cumpliendo con los compromisos adoptados.
  • Sustitución de Frontex por una misión de rescate en el mediterráneo y la desmilitarización de nuestras fronteras.
  • Políticas de acogida que garanticen la dignidad e integración de las personas migrantes.
  • Derogación del Reglamento Dublín.
  • Un papel activo a los gobiernos europeos en la resolución de conflictos de forma pacífica así como la prohibición del comercio de armas a países en los que se violan los Derechos Humanos.
  • Poner fin a los discursos, medidas y actitudes denigrantes, racistas y xenófobas contra las personas refugiadas y migradas.

¡En qué tiempos vivimos en los que tenemos que salir a las calles a reivindicar lo obvio!

ACABEMOS CON ESTA EUROPA FORTALEZA QUE NOS AVERGÜENZA